+52 (81)83294000 ext: 4098 y 6653
ceauanl@gmail.com

Noticias

Entérate de todo lo que sucede en el CEA y en el mundo.
20 Mar 2018

La cereza del Jerte quiere conquistar China

En un mes esa flor blanca del cerezo se comenzará a convertir en fruto y se iniciará, durante otros dos meses, la cosecha del ‘oro grana’, la cereza y picota del Jerte. Verdadero motor económico de la zona, ya que se calcula que más del 85% de los 11.000 habitantes de los 11 municipios de la mancomunidad del Jerte viven, de una u otra manera, de los 30 millones de kilos de cerezas que se recogen en una buena campaña, como se espera que sea esta del 2018. Una cifra que necesitará los brazos de miles de personas de la zona, llegados también de otras comunidades autónomas e incluso jornaleros procedentes de Rumanía, Polonia o Portugal.

En el Jerte todo, o casi todo, gira alrededor de su cereza. Que se lo pregunten a Campo y Tierra del Jerte SA. Una empresa familiar, joven aún, fue creada en el año 2005, y que es líder en exportación y puntera en tecnología.

“Nacimos”, aseguran, “enfocados al mercado exterior, con el propósito de dotar de tecnología e I+D al campo, a lo que hasta hace poco era casi una agricultura de subsistencia y vender fruta ‘premium’, de la máxima calidad con la Marca España porque esto lo es”.

Pero la cereza, el corazón de la actividad del Jerte, choca a día de hoy con la Muralla China. “No la podemos exportar a China, ya que quedó excluida del acuerdo para la fruta de hueso y actualmente no hay protocolo bilateral con China para comercializar esta fruta. Y es una pena y algo que demandamos los productores, ya que el mercado es inmenso y hay una gran demanda de cereza porque China es un enorme consumidor de esta fruta. Allí triunfaría, sin duda, una cereza de la calidad de la que se produce en el norte de Cáceres”, afirma José Miguel Valle, consejero de Campo y Tierra del Jerte, una de las empresas más activas del sector.

“Esperamos que el mercado con China para la cereza española se abra pronto. Entre otras cosas, para eso hemos creado la Mesa Profesional de la Cereza, para presionar a la Administración y que ésta fruta se abra a nuevos mercados”. Una cereza española que cerró la campaña del 2017 con una producción de 90 millones de toneladas, siendo los principales productores Extremadura, (35), y Aragón (25).

Campo y Tierra del Jerte se convirtió, en 2016, en la primera empresa española en exportar vía marítima, en un contenedor, 20.000 kilos de ciruela a China, una vez que se firmó el protocolo bilateral entre los gobiernos español y chino para que pudiera entrar en el gigante asiático fruta de hueso española. “Un reto tecnológico porque el viaje de la fruta hasta China dura casi un mes, pero nosotros hemos desarrollado una tecnología para que la fruta aguante sin problemas 40 días en un contenedor marítimo… La cereza, que es una fruta muy delicada, también. Nuestra empresa es líder en tecnología postcosecha en el hemisferio norte y eso nos permite llegar a cualquier país del mundo”, sentencia José Miguel Valle Torre.

China solo admite una fruta
Frente al rechazo español, en el mercado chino ha entrado con fuerza la cereza chilena. Chile tiene una producción de cereza similar a la de España, es un país pionero en llegar a mercados remotos y buena parte de esa producción del país andino acaba en China, ya que es su principal proveedor de esta fruta. “Nosotros, cero”, se quejan los productores españoles. “La burocracia es inmensa y las negociaciones para abrir el mercado Chino a la cereza española pueden durar meses o años”, aseguran desde FEPEX (Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas).

El Comité de cerezas de FEPEX ha presentado al grupo de trabajo de frutas y hortalizas del programa de internacionalización del sector agroalimentario de los ministerios de Agricultura y Economía, una petición de apertura de varios mercados para la cereza entre los cuales además de Vietnam, Corea del Sur y Taiwan, está China. Actualmente China está negociando con España el protocolo de uva de mesa y, siguiendo el modo de proceder de las autoridades chinas, cuando finalice esta negociación se iniciará la de otro producto, existiendo varios candidatos, además de las cerezas.

Desde Agricultura explican que desde su adhesión a la OMC en el año 2001, China exige un procedimiento de autorización para cada fruta que no cuente con comercio histórico, como es el caso de la cereza de España. Pero China no acepta negociar dos productos a la vez por lo que, cuando se termine el procedimiento para la uva de mesa, el Ministerio decidirá, previas consultas con el sector, y en el marco del Grupo de Trabajo de Internacionalización de frutas y verduras, cuál será la fruta que se negociará a continuación.

Desde el Ministerio que dirige Isabel García Tejerina son “totalmente conscientes y conocedores de la prioridad y el interés del sector productor de cereza española en el mercado chino, así como en la negociación y apertura de otros mercados internacionales. Podemos informar que llevamos varios años negociando a petición del sector laapertura del mercado de EEUU (negociación que ya se encuentra en sus últimas fases), y el pasado año conseguimos la apertura del mercado tailandés para este producto”.

 La campaña de la cereza de este año se presume “excelente” según prevén en Campo y Tierra del Jerte. “El cerezo necesita frío y frío ha habido. Además últimamente han caído en la zona 400 litros de lluvia… Nosotros aplicamos los conocimientos tradicionales del Valle del Jerte junto a nuevas técnicas de producción y frigo-conservación a las variedades cultivadas, que son recolectadas en el punto óptimo de maduración y en las mejores condiciones en cuanto a firmeza, coloración, niveles de brix (concentración de azúcar) y características organolépticas”, explican desde la empresa.

 

Fuente: https://goo.gl/FCt1cc