+52 (81)83294000 ext: 4098 y 6653
ceauanl@gmail.com

Noticias

Entérate de todo lo que sucede en el CEA y en el mundo.
30 Jul 2018

El ministro de Finanzas y el gobernador del BOK prometen medidas preventivas contra los riesgos a la baja

Los principales formuladores de políticas económicas y monetarias de Corea del Sur han acordado, este lunes, tomar medidas preventivas contra una serie de factores de riesgo a los que se enfrenta el país, como la creciente disputa comercial entre Estados Unidos y China y la creación ralentizada de empleos, ha dicho este lunes el Ministerio de Estrategia y Finanzas.

Durante una reunión a comienzos del día, el ministro de Estrategia y Finanzas, Kim Dong-yeon, y el gobernador del Banco de Corea (BOK, según sus siglas en inglés), Lee Ju-yeol, también prometieron implementar una política monetaria y fiscal, de forma que ayude a la cuarta economía asiática a superar tales condiciones desfavorables, según el ministerio.

“Acordaron operar estrechamente para la mezcla de política y reforzar la monitorización del mercado en un intento de hacer frente a los factores de riesgos internos y externos”, según informó el ministerio en un comunicado.

La reunión entre Kim y Lee es la séptima ronda de diálogos de políticas desde que Kim asumió el cargo, en junio del año pasado. Otros funcionarios de alto rango del ministerio y el BOK también asistieron a la reunión.

Kim dijo que están examinando los posibles riesgos a la baja y que discutirán los conflictos comerciales y otras cuestiones económicas. El gobernador Lee también dijo que la guerra comercial mundial podría tener un impacto considerable en las exportaciones, la inversión y el empleo en Corea del Sur.

Las dos principales economías mundiales han estado en disputa por el comercio, lo que ha conducido a repercusiones mundiales. En su último bombardeo contra China, Estados Unidos presentó, la semana pasada, una lista adicional de aranceles, valorados en 200.000 millones de dólares, sobre los productos chinos.

La medida tuvo lugar días después de que Washington impusiera aranceles punitivos sobre productos chinos valorados en 34.000 millones de dólares y Pekín amenazase con tomar represalias con aranceles equivalentes sobre los productos estadounidenses. EE. UU. y China son los principales socios comerciales de Corea del Sur.

La reunión entre Kim y Lee también tuvo lugar mientras que la economía surcoreana se enfrenta también a vientos en contra dentro del país, como la desaceleración en la inversión en instalaciones y el consumo privado.

Asimismo, la débil creación de empleos es uno de los asuntos peliagudos para los formuladores de políticas del país, ya que el número de empleos creados está rondando la cifra decepcionante de 100.000 mensuales por cinco meses consecutivos.

El BOK ajustó, la semana pasada, su pronóstico de crecimiento previo para este año, reduciéndolo en 0,1 puntos porcentuales, hasta el 2,9 por ciento, citando las crecientes incertidumbres económicas nacionales e internacionales.

Para el 2019 el BOK también redujo su estimación con respecto a su pronóstico previo, en 0,1 puntos porcentuales, hasta el 2,8 por ciento.

Mientras tanto, el ministro expresó su preocupación por el aumento del salario mínimo para el 2019.

La semana pasada, el Comité del Salario Mínimo -un panel compuesto por los representantes del sindicato, la patronal y el público general- decidió aumentar el salario mínimo a 8.350 wones (7,37 dólares) por hora en 2019, lo que supone un incremento del 10,9 por ciento con respecto a este año.

Esta es la primera vez en la historia que el salario mínimo nacional supera la marca de los 8.000 wones.

Tras la reunión, el ministro dijo a los reporteros que un aumento de dos dígitos puede ser una carga para la economía, dado que podría afectar al mercado laboral.

La Administración Moon Jae-in elevó este año el salario mínimo para todos los trabajadores en un 16,4 por ciento, hasta los 7.530 wones (6,6 dólares), en comparación con los 6.470 wones (5,7 dólares) de 2017, tras establecer el objetivo de elevar el pago por hora a, al menos, 10.000 wones (8,8 dólares) para el año 2020.

El Gobierno afirma que el incremento tiene por fin la expansión económica liderada por el ingreso y una reducción de la brecha salarial entre los empleados, pero los críticos afirman que el aumento está dañando los empleos de nivel básico y suponiendo un lastre para la economía local, además de una reducción en el empleo.

Asimismo, Kim dijo que la economía no se desvió significativamente de su trayectoria de crecimiento potencial, pero que el Gobierno está prestanto atención a los riesgos a la baja.

Fuente: https://goo.gl/P9qEUd