+52 (81)83294000 ext: 4098 y 6653
ceauanl@gmail.com

Noticias

Entérate de todo lo que sucede en el CEA y en el mundo.
17 Oct 2019

El artista pinteño Ramón Córboda conquista China

/
Posted By
/
Comments0
/
50 alumnos chinos han aprendido sobre la pintura al aire libre en sus talleres

Ramón Córdoba ha vuelto de su viaje a China cargado de experiencias y nuevas formas de ver el arte. El pinteño viajó al país asiático por medio de la Asociación Española de Pintores y Escultores (AEPE) como representante de la pintura paisajística española, en un proyecto para promocionar el arte ibérico en este país. Córdoba fue uno de los tres españoles seleccionados por la AEPE para impartir allí unos talleres de pintura al aire libre, una disciplina poco trabajada en China.

El artista explica que en esta zona son muy hábiles con la tinta china, la acuarela y el hiperrealismo, pero que el óleo y la pintura en la calle no están entre sus fuertes. “Nosotros les enseñábamos cómo realizábamos nuestras obras y ellos practicaban esta disciplina, nueva para la mayoría de los asistentes al curso. Después les corregíamos algunos detalles para ayudarles a mejorar”.

Los talleres de los que habla estaban compuestos de 50 personas venidas del mundo del arte. La mayoría, explica Córdoba, no eran simples interesados en aprender a pintar, sino que había muchos pintores ya profesionales, licenciados en bellas artes, profesores, escultores… Todos ellos decididos a explorar el arte de la pintura española y que han trabajado duro durante los ocho días que duraron las clases. “Todos los días empezábamos temprano, parábamos a comer y volvíamos a pintar al aire libre”, expone el pinteño. “Son gente muy aplicada, descansaban lo mínimo porque el curso era muy intensivo”.

Aunque el curso duraba ocho días, Córboda y sus compañeros han estado en el país un total de dieciséis, ya que además de realizar el taller, han visitado también diferentes galerías de arte, museos y centros culturales, donde también hacían promoción de la pintura española. En algunas de las galerías, de hecho, se expondrán los cuadros que se han realizado durante el taller para venderlos después.

En el viaje, Córdoba ha podido conocer a la élite del arte chino, que también realizaron algunas ponencias durante las clases. “Todo lo que sea información de otras personas que no hagan lo mismo que tú te enriquece”, asegura el artista, quien ha quedado fascinado con el país. “La arquitectura china combina la tradición con la modernidad. Son rascacielos pero cada uno mantiene su personalidad y por la noche es como si fuese navidad todo el año. Tienen los árboles iluminados, los edificios tienen diferentes neones… impresiona”.

El escenario a retratar por los alumnos no ha sido otro que la ciudad de Luzhi, una ciudad llena de canales, conocida como la Venecia china, y en la que han podido trabajar especialmente la luz. Córdoba explica que enseñaba a los asistentes al curso a mantener la luz de la mañana a lo largo de todo proceso de creación del cuadro.

El pinteño destacaría la educación y corrección que tiene la comunidad china. “La educación y el respeto de ese país, el silencio del aula era algo que impactaba”, afirma. Pero también la habilidad que tienen para aprender rápidamente. A pesar de que no ha notado grandes diferencias entre los talleres que imparte aquí en España y los de China, ya que asegura que hay muchos alumnos en sus talleres de aquí que pintan “tremendamente” bien, le ha impactado que con pocas explicaciones, sean capaces de coger rápidamente la dinámica. “Son realmente hábiles. Hubo una alumna que copió un cuadro de cada uno de los tres ponentes españoles y le salieron muy decentes”.

La experiencia ha sido tan positiva que el año que viene le han propuesto viajar a Pekín para realizar el mismo taller. “Me he sentido muy querido, muy cuidado. Nos han llevado a los mejores sitios, hemos estado ante ceremonias que tienen ellos como la del te… han sido muy hospitalarios”. De este viaje ha nacido también otro proyecto distinto: unir a 50 españoles con 50 chinos para realizar una exposición conjunta, con sede en una de las dos capitales, que está todavía por decidir.

Ramón Córboba ha venido impactado con la arquitectura de la ciudad asiática y afirma que ha hecho muchísimas fotos para poder realizar cuadros con esas imágenes. De hecho, en su próxima exposición, que abrirá puertas el 8 de noviembre en el Centro Cultural de Sanchinarro, se podrán encontrar, al menos, tres cuadros inspirados en el país asiático.

Ahora comienza sus clases en el taller municipal de Pinto, en el que, asegura que va a mantener su esencia, como lleva haciendo desde hace 28 años. Y no se cansa. “Me gusta enseñar, me lo paso bien y además sale gente muy buena de estos talleres y eso es una satisfacción”. Ha tenido alumnos que se han dedicado después al diseño, que han estudiado bellas artes, e incluso que han ganado premios y eso, dice con una sonrisa, “genera mucha alegría”.

Fuente: http://bit.ly/31pdbOJ